Desde siempre, nuestro desafío radicó en manufacturar de forma absolutamente tradicional los mejores slippers del país. Esos zapatos históricos, de perfil monárquico, cómodos como un guante, fueron nuestra obsesión durante un largo tiempo. De a poco nos fuimos animando acombinar el típico modelo inglés con un toque de modernidad. Distintos materiales, colores y patterns, para todos los momentos imaginables del día y la noche, usando materiales nobles en su cuidada confección.